Acilius

Un coleóptero acuático, como el ditico

Este pariente del dítico es corriente en los charcos y estanques. Sú larva se parece a la de ese gran coleóptero, salvo que posee un primer segmento extremadamente largo que tiene el aspecto de un cuello alargado. El adulto pone sus huevos en el agua y los deja caer al azar sobre los fondos cenagosos. Las larvas, muy carnívoras, capturan a todos los animalillos que pueden atrapar y les inyectan un líquido cuyo efecto es el de disolver sus músculos. La vida larvaria dura algunas semanas y después tiene lugar la ninfosis sobre la orilla. El insecto adulto nace antes del invierno, pero no se vuelve activo hasta después, desde marzo hasta noviembre. El acilius vuela bien; sale del agua por la tarde o de noche, trepa sobre algo que emerge y emprende el vuelo. Este vuelo sólo se produce cuando el alimento es escaso o si el estanque se seca. El insecto va a otro estanque y, durante el recorrido, se golpea a veces contra los cristales de las ventanas, sin duda equivocado por su brillante superficie que probablemente asimila a la del agua. El macho se diferencia de la hembra por la forma de su primer par de patas, ya que el tarso y la tibia están muy hinchados. Para .nadar, el insecto agita simultáneamente hacia atrás dos de sus pares de patas: el tercero es el que da el máximo impulso, el segundo sirve para cambiar de dirección y para agarrarse a las plantas acuáticas. Estos apéndices están provistos de una paleta de pelos que refuerza su eficacia como remos. Estos pelos se enderezan cuando la pata se apoya en el agua y luego vuelven a juntarse. La velocidad adquirida se aproxima a los 25 a 50 cm/seg y las patas se agitan 10 veces por segundo como máximo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *