Agrión

Es el ornamento más gracioso de de nuestros estanques y pantanos

No hay ninguna duda de que el agrión azul se cuenta entre los más bellos insectos de la fauna europea. Es uno de los más notables representantes de la numerosa familia de las libélulas. El macho se caracteriza por una coloración azul cielo alternando con anillos negros en el abdomen, en cuya delgadez y finura reside toda la gracia de este insecto. No menos gracioso es el vuelo del agrión, y contemplar a una colonia de estas libélulas en pleno vuelo nupcial deja un recuerdo inolvidable en el amigo de la naturaleza que ha tenido la rara suerte de asistir a este espectáculo. En esta especie, los sexos difieren por su color; los machos son azules y las hembras presentan una coloración verde, más o menos amarillenta. Las alas, delicadamente nervadas y perfectamente transparentes, son tan finas, que a veces es difícil verlas cuando el insecto se encuentra posado sobre una brizna de hierba. El hábitat del agrión azul se limita a las orillas de los estanques, de los ríos lentos y de ciertos pequeños lagos. Se ve muy a menudo a los agriones posados en matorrales y levantando el vuelo cuando nos aproximamos, para ir a posarse un poco más lejos. Estos insectos no son buenos voladores y prefieren permanecer tranquilos, impregnándose de sol entre la vegetación, que volar durante horas, como hacen las grandes libélulas. El desarrollo del agrión tiene lugar bajo el agua. Las larvas, que pasan por muchos estadios, se alimentan de toda clase de animales acuáticos. La ninfa trepa a lo largo de un tallo, donde se producirá la metarmofosis final, liberando al maravilloso agrión de su tierna envoltura.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *