Aguila audaz

Un ave injustamente tratada

Hasta 1968 esta ave fue muy perseguida e incluso dos estados australianos llegaron a pagar recompensas por su destrucción. Se ha estimado en 30.000 el número de rapaces muertas algunos años. Semejantes masacres ponían de manifiesto un profundo desconocimiento de la realidad: se acusaba al águila audaz de matar corderos, pero recientemente los estudios realizados han demostrado que su régimen alimenticio es bastante distinto. En efecto, al examinar las presas transportadas hasta las aguileras y analizar las pelotas devueltas (bolitas de residuos indigestos arrojados por el pico), los especialistas han podido comprobar que la presa más frecuente era el conejo de monte (tan temido por los granjeros); después venía la liebre, pequeños canguros, algunas aves (cacatúas), cuervos, zorros y lagartos. Los corderos sólo suponían de 6 a 9 % de su régimen alimenticio, mientras que los conejos representaban hasta un 43% En el caso de los canguros, se trataba de crías o bien de especímenes muertos en las carreteras e incluso capturados en las cercas de los rediles del ganado. La densidad de estas aves es de una pareja por 30 km2 y se calcula que estas rapaces sólo capturan 6 corderos por 4000 que nacen en esa superficie en las zonas ganaderas. No siempre los corderos capturados están vivos cuando el águila los atrapa; de un 25 a un 30% mueren de hambre y debilidad o son abandonados por la oveja, factores de los que estas águilas se aprovechan. Así pues, su comportamiento es carroñero. La aguilera está situada en un árbol (a una altura media de unos 13 m) y llega a ser muy voluminosa, pues es frecuentada con bastante regularidad. En las zonas más áridas, se halla situada a una altura de sólo 7 m. En cualquier caso, siempre está forrada de hojas de eucalipto.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *