Aguila culebrera

Es una gran devoradora de serpientes

Entre unas cuarenta especies de rapaces que viven en Europa, el águila culebrera ocupa un lugar especial. Sería falso creer que las aves de presa, que aseguran el equilibrio de la vida animal, atacan a todo tipo de criaturas. Cada especie está más o menos especializada. Así, el águila pescadora y el pigargo se alimentan de peces, mientras que los halcones prefieren las avecillas. El águila culebrera es sin duda la más especializada de las rapaces europeas: ataca sobre todo a las serpientes, lo que no es muy común. Este régimen tan particular limita forzosamente su área de distribución hacia el norte, ya que el águila culebrera no podría sobrevivir en regiones donde las serpientes entran en letargo bajo tierra durante el invierno. Los parientes cercanos del águila culebrera viven en las zonas tropicales. Es un ave plácida y poco activa. Sobrevuela las colinas y las vertientes soleadas, batiendo alas lentamente como los cernícalos. Le gustan los lugares cálidos y secos, donde el terreno está cubierto de broza y piedras, sitios en los que lógicamente abundan las serpientes. Sólo caza cuando el tiempo es bueno, y se queda posada inmóvil, durante los días de lluvia. Cuando, con sus inmensos ojos, avista la presa, se para un segundo, volando sobre el lugar, como los halcones, antes de caer sobre su víctima. El águila culebrera no teme a las víboras, aunque no es inmune a su veneno. Su destreza es tal, que siempre mata a su presa de varios picotazos asestados vigorosamente.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *