Aguilucho papialbo

Se le confunde con el aguilucho pálido

Esta ave de las estepas de Eurasia pasa el invierno en el sur de Asia y en el Africa tropical, excepto en la zona de las selvas pluviales. Evita los desiertos, y en el Kazajstán, no existe en las regiones áridas. En este lugar sus efectivos varían en función de la abundancia de pequeños roedores; cuando éstos escasean, su densidad es baja. Anida tanto en las estepas abiertas como en las salpicadas de arbustos, y también en las peladas islas del mar de Aral. Su vuelo se parece al de otros aguiluchos. Su vuelo consiste tanto en batir las alas como en precipitarse hacia el suelo en picado. Sobre el suelo, avanza lentamente. Se desplaza a pocos metros de altura, explorando el terreno para descubrir roedores, que constituyen lo esencial de su alimentación. Los susliks son sus presas mayores. Entre los demás elementos del régimen, se cuentan también las pequeñas aves que anidan en el suelo, sus huevos y sus polluelos, lagartos (5 %) y grandes insectos pertenecientes a diferentes grupos(22% ). Los mamíferos representan aproximadamente el 70%; siendo sobre todo gerbilinos, ratones de campo y hamsters. Poco después de su regreso primaveral, el aguilucho papialbo macho efectúa unas espectaculares paradas sobre el terreno elegido. La hembra construye el nido en el suelo con ramitas y hierbas. La incubación, asegurada sólo por ella, comienza desde la puesta del primer huevo. Las crías abandonan la aguilera a finales de junio o en julio. La migración otoñal comienza a finales de agosto; al principio, es difícilmente perceptible, ya que los aguiluchos parecen estar vagabundeando.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *