Albatros

Su envergadura no tiene igual entre las aves

La familia de los albatros, que comprende trece especies, destaca por el gran tamaño de sus representantes, o por lo menos de algunos de ellos, entre los cuales figuran las aves de mayor envergadura. El record lo ostenta el albatros viajero, Diomedea exulans, que llega hasta 3,50 m con las alas desplegadas. El albatros de cejas negras, Diomedea melanophrys, que ilustra esta ficha, se le parece pero es algo menor. Todos los albatros son aves de alta mar y no se dirigen a tierra firme más que para anidar. Son verdaderos vagabundos del mar, que pasan la mayor parte de su tiempo volando incansablemente día y noche, a pocos metros sobre el agua. Grandes viajeros, realizan periplos muy amplios, que les llevan prácticamente a rodear el mundo. Nueve especies viven en el hemisferio austral y las otras están en los mares septentrionales. Parece que la vasta zona de los mares tranquilos que rodean la tierra por el ecuador, impide la penetración de las especies australes en el hemisferio norte, ya que para estas aves los vientos son absolutamente indispensables. Sin viento no sabrían volar; en efecto, como admirables planeadores, los albatros saben aprovechar las corrientes aéreas para desplazarse sin esfuerzo. De todas las aves, los albatros son las que se desarrollan más lentamente. Necesitan varios años antes de llegar a la madurez sexual. Vuelven entonces a su islote natal, donde se reproducen en el mismo emplazamiento que les ha visto nacer. Su fidelidad conyugal y territorial es a toda prueba. Los albatros se alimentan exclusivamente de peces.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *