Alcatraz de El Cabo

Emigra hacia e! norte por ambos lados de! continente

Junto con el alcatraz de Abbott, el de El Cabo es el súlido que presenta un área de distribución más limitada. En 1965 se estimaban sus efectivos en 362 000 individuos que se reproducían en colonias (la mayor contaba con más de 100 000 parejas tasadas sobre una superficie de tan sólo seis hectáreas y media). Ocupa seis islas situadas a lo largo del sudoeste africano y de la provincia de El Cabo (sólo uno se encuentra en la costa sudeste de este país). Su presencia se explica por la proximidad de las aguas frías de la corriente de Bengala, que favorecen una rica fauna piscícola. Se trata de una situación parecida a la observada en el litoral del Pacífico en América del Sur. La nidificación tiene lugar entre los meses de octubre y diciembre. El alcatraz de El Cabo se instala junto a los cormoranes, sobre las islas planas y bien ventiladas. Los nidos se encuentran a 55 ó 60 cm unos de otros y están hechos de guano (lo cual es posible debido a la sequedad del clima), plumas y restos de los nidos de otras especies. Las crías alcanzan el peso de los adultos, e incluso lo superan, a la edad de 80-90 días. Tras abandonar el nido, aún permanecen algunos días cerca de la colonia, mientras ejercitan sus alas. Viven entonces de sus reservas de grasa. Comienzan a reproducirse a los 3 ó 4 años. Abandonan las aguas de Africa del Sur para ir 2000, e incluso 4000 km, más al norte. Los adultos también se van a partir de mayo, junio o julio. El alcatraz de El Cabo se alimenta de peces (sardinas sobre todo, pero también caballas, am-modytes, arenques y trillas) y en algunos casos, de calamares. Consume de 300 a 400 g diarios.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *