Amazona de frente amarilla

Buena trepadora, pero se desplaza mal por el suelo llano

Las amazonas de cabeza o frente amarilla comprenden 7 subespecies, que sólo se diferencian por pequeñas variaciones; están distribuidas por toda la zona tropical de América Central y del Sur, desde Méjico a Perú y Brasil. Viven en las selvas densas y por lo general sólo son visibles a la hora de comer y no dudan en acercarse a las regiones habitadas para regalarse, en grandes bandadas, con los productos de campos y plantaciones. Su alimentación está constituida principalmente por frutos, nueces y granos. La amazona de frente amarilla, una de las mayores aves del género, tiene el conjunto del plumaje verde claro y algo amarillento sobre el pecho. Se caracteriza por tener la frente de color amarillo a naranja claro, así como una mancha roja entre el nacimiento de las alas. Como las demás especies de amazonas, son excelentes trepadores que evolucionan entre los árboles como si fueran verdaderos acróbatas. Por contra, se desplazan muy mal por el suelo y tienen un vuelo pesado y poco gracioso. Durante la época de reproducción, las parejas eligen una cavidad profunda en un árbol o una hendidura de roca para instalar allí el nido. La hembra incuba sola los huevos, pero el macho le alimenta. Los ojos de los polluelos se abren hacia las 2 semanas y es entonces cuando comienzan a crecer las plumas del dorso y de las alas. A la edad de 2 meses su plumaje está casi completamente formado y abandonan entonces el nido. Su color aún es poco vistoso y no tienen todavía la mancha roja característica. Las alas y la cola no alcanzan su tamaño normal hasta los 75 días, momento en que comienzan a volar.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *