Anade de Laysan

Vive en un atolón de 12 m de altitud máxima

Para algunos ornitólogos, se trata de una subespecie del ánade real (Anas platyrhynchos) y lo mismo ocurre con otra anátida insular, el ánade de Hawaii (Anas wyvilliana). El ánade de Laysan fue descrito en 1892 y vive únicamente en la isla del mismo nombre, situada entre Midway y el archipiélago de Hawaii, en el norte del océano Pacífico. Esta isla es un atolón con una altitud máxima cercana a los 12 m. En 1950, se censaron sólo 26 adultos y 7 crías y se consideraba a la especie (o subespecie) en peligro de extinción. Pero después se tomaron medidas de conservación para asegurar su futuro. Primero se luchó contra los conejos (introducidos), que habían arrasado la vegetación indispensable para el ánade de Laysan, porque ésta le proporciona gran parte de su alimentación y también refugios. Los gatos y las ratas, también llevados allí por el hombre, redujeron sus efectivos; finalmente, las persecuciones directas de los cazadores habían contribuido a hacer de esta ave una especie gravemente amenazada. En 1964, la población contaba ya con 500 aves y parecía salvada. El ánade de Laysan tiene las patas robustas de un ave que se desplaza por tierra y nada poco. Vuela tan sólo a cortas distancias, después de tomar impulso con esfuerzo. Se parece a la hembra de color oscuro del ánade real, pero unas plumas blancas rodean sus ojos. En la hembra este anillo de plumas es más pequeño que en el macho. Estos detalles les distinguen del ánade de Hawaii. Se desconocen detalles de la biología de la especie. En su origen, Laysan poseía cinco especies endémicas, pero veinticinco años después de la introducción del conejo, desaparecieron tres

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *