Anade friso

Es una ave muy ruidosa

Es el pato de superficie europeo que tiene los colores más apagados y es fácil que un observador con poca experiencia le confunda con una pata de otra especie. No obstante, en vuelo y cuando nada, los reflejos blancos, negros y marrones permiten una mejor identificación. La forma de vida del ánade friso es parecida a la del ánade real pero el primero pasa el invierno en la región mediterránea y en Africa del Norte, mientras que su pariente es prácticamente sedentario en Europa. El ánade friso que vive en Asia emigra al sur del Caspio, India, Birmania y el sureste de China. El ánade friso americano se desplaza al sur de los Estados Unidos y a Méjico. El ánade friso 110 forma grandes bandadas en Europa. Anida entre los carrizales y los matorrales cercanos al agua. En los meses de mayo o junio, la pata pone unos huevos amarillo crema, y los polluelos al nacer son idénticos a los del ánade real, salvo en las manchas claras que son ligeramente rojizas. Algunos depredadores como los dardabasíes, las cornejas y las gaviotas argénteas (por ejemplo, en el centro de Asia) los atacan durante los primeros días, después de su nacimiento. Tras su primer vuelo, los polluelos permanecen en grupitos de dos o tres. Los machos adultos no se ocupan de las crías y poco después de acabar la puesta se reúnen en grupo para mudar de plumas. Se les caen las remeras en agosto, es decir, más tarde que a los demás patos. El ánade friso come trozos de hojas, semillas, raíces de plantas acuáticas y pequeños invertebrados.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *