Anade silbón

Llamado también silbón penélope

En las bandadas de patos que pasan el invierno en los estanques de Europa occidental, el ánade silbón se reconoce fácilmente, ya que los machos tienen, sobre la frente, una mancha amarilla visible desde muy lejos. En la época invernal, la mayoría de los silbones viven a lo largo de las costas del mar del Norte, del canal de la Mancha y del Atlántico. Llegan en octubre y noviembre y regresan al norte en marzo. Durante su estancia, frecuentan las bahías y estuarios en donde crecen las zoosteras, plantas adaptadas a la vida rearma. Por esta razón, se les encuentra cerca de las ocas marinas, que se alimentan también de estos vegetales. Los moluscos y otros pequeños animales marinos desempeñan un papel secundario en su alimentación. Los silbones de Asia hibernan en la India, Indochina, en el sur de China, en el Japón y también al sur del mar Caspio. El ánade silbón anida en la tundra, en la orilla de los lagos y lagunas. La hembra se ocupa ella sola de empollar y de la nidada. El nido, situado sobre la hierba o al abrigo de un matorral, está tapizado de plumón que el propio pato se arranca. Los huevos son beiges. Al eclosionar, los patitos tienen un plumón pardo en el lomo y amarillento en la parte inferior. El silbón posee un vuelo rápido y puede efectuar bruscas maniobras, como las cercetas. No tiene ninguna dificultad en emprender el vuelo cuando está en el agua y, en caso necesario, puede despegar casi verticalmente. Volando, se le reconoce por las manchas blancas de sus alas. La hembra presenta un plumaje rojizo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *