Ansar piquicorto

Anida en la tundra

Muy parecido al ánsar campestre, esta especie se diferencia de aquella por sus dimensiones inferiores, las patas rosadas y el pico rosa y negro (naranja y negro en la otra especie). En vuelo, las grandes rémiges son de color gris pardo, lo que contrasta con las coberteras de color gris azulado. No obstante, algunos ornitólogos consideran a estas dos aves dentro de la misma especie. Las distintas poblaciones de ánsar piquicorto tienen unos cuarteles de invierno específicos: así, las aves de Islandia y Groenlandia van hasta Gran Bretaña, las del archipiélago de Spitzberg a Dinamarca, Holanda y Alemania y sólo algunas hibernan en Bélgica y Francia. Tanto en la migración como en la hibernada estos ánsares se muestran muy sociables, anidando entonces en colonias dispersas (130 nidos por km2). En Islandia, los nidos están generalmente situados en lugares inaccesibles (desfiladeros de los ríos), pero en Spitzberg aparecen escalonados sobre las pendientes suaves, en la tundra despejada de nieve. La puesta tiene lugar en mayo-junio. El nido consiste en un montículo de plantas con un hueco tapizado de plumón, materiales que se incorporan durante y después de la puesta. Mientras la hembra incuba, el macho monta guardia muy cerca, las crías se reproducen a los tres años. La marcha invernal se produce a principios de septiembre y regresan en abril. Durante la invernada, el ánsar piquicorto frecuenta los estuarios, los bancos de arena y los lagos, "buscando el alimento más frecuentemente en las rastrojeras que en las praderas. El régimen alimenticio incluye raíces, frutos de plantas de la tundra, hojas y amentos de sauce, semillas de cereales, hojas de col y otras oleaginosas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *