Añuma

Está Localmente en vías de extinción

Consideradas miembros de los Anse-riformes, las tres especies de Anímidos presentan similitudes con los cisnes, los patos y las ocas, pero se diferencian notablemente de todos ellos por su aspecto exterior. Es por esto por lo que algunos especialistas en sistemática las sitúan en un orden aparte. Entre otras características curiosas, el añuma presenta una varilla cornuda en la cabeza. Este apéndice, sólidamente insertado en una pequeña protuberancia del cráneo, mide entre 5 y 10 cm de longitud y está vuelto hacia delante. Su consistencia es cartilaginosa. Además, el añuma lleva en las alas dos grandes espolones córneos, alargados y puntiagudos, midiendo el mayor unos 5 cm. Las patas son robustas, bastante más largas que en la mayoría de los Anátidos están ligeramente palmeadas por la ase. Cuando vuela, la silueta del añuma recuerda a la de un buitre y, como esta rapaz, planea durante largo tiempo. Su batir de alas está entrecortado por deslizamientos en los que mantiene el cuello y las patas extendidos. En el norte de América del Sur ha llegado a ser bastante escaso e incluso se puede decir que, localmente, está en vías de extinción. En Surinam se le encuentra en las marismas costeras; más allá, en los terrenos pantanosos y junto a los ríos de curso lento. Ha desaparecido de la isla Trinidad, donde fue visto por última vez en 1936. El nido está construido sobre el suelo y en un lugar húmedo. Su régimen alimenticio incluye hierbas e insectos. El añuma es poco huraño, lo cual parece haberle sido fatal en no pocos países. Aunque pasa mucho tiempo por el suelo, también gusta de posarse en los árboles y arbustos. Entre otros detalles estructurales que le caracterizan cabe destacar la presencia de unas bolsas de aire debajo de la piel.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *