Ara de alas verdes

Es muy solícito con sus hijos

Los aras de alas verdes viven en las selvas vírgenes, en las cercanías de los ríos y riachuelos y en las regiones montañosas a partir del este de Panamá y hasta Bolivia, Argentina y Paraguay. El plumaje del cuerpo, de un intenso rojo escarlata, queda reproducido en las cuatro grandes plumas de la cola. Las grandes cobijas son verde oliva, mientras que el resto de las alas, las de la rabadilla y las de la cola son azules. La piel desnuda de las mejillas es blanca y moteada de pequeñas plumas rojas. El inmenso pico en forma de hoz es negro, marcado con una gran mancha de color hueso sobre la mandíbula superior. Fuera del periodo de reproducción, estas aves se desplazan en pequeñas y ruidosas bandadas de 8 a 10 individuos en busca de un alimento compuesto sobre todo de frutos, nueces y granos. Los aras de alas verdes abandonan las copas de los árboles al medio día para ir a refugiarse en las ramas bajas y frondosas y abrigarse así del calor agotador. Se animan nuevamente pocas horas después, prosiguiendo su búsqueda de frutos de palmera. Cuando descubren un árbol con frutos, se acercan en silencio y se ocultan entre el follaje. Pero cuando buscan los granos de las plantas trepadoras, circulan con destreza, sobre todo trepando entre las lianas, ayudándose para ello con su pico bien adaptado, que se considera a veces como “tercer pie”. Durante el periodo de reproducción, los aras de alas verdes suelen regresar al lugar de la nidificación anterior, a veces dos años seguidos. Establecen el nido dentro de una cavidad situada en la copa de un árbol elevado y frondoso.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *