Arao

Parecido a un pequeño pingüino

Sobre el agua, el arao se parece a un pato, pero cuando está en tierra tiene más bien el aspecto de un pingüino pequeño. Se diferencia de estas últimas aves por sus alas que, aunque cortas, son perfectamente funcionales. El arao vuela muy rápidamente haciendo vibrar sus alas con enorme velocidad. Es un pájaro exclusivamente marino, que no se acerca a tierra fírme más que para reproducirse. El arao vive en los mares fríos del hemisferio septentrional. Existen tres especies: la que aparece en esta ficha es el arao de espejo, el más extendido en los mares de Europa. El arao pasa la mayor parte de su vida en alta mar, donde se alimenta de pececillos. Durante este tiempo escapa por completo a la observación y sólo se le puede contemplar y estudiar su modo de vida cuando vuelve a sus lugares de nidificación habituales, en primavera. Es un ave extremadamente sociable que vive en colonias numerosísimas. Los especialistas opinan que ninguna otra especie de ave forma grupos tan numerosos, a no ser quizá el pequeño flamenco africano. Establecen sus colonias en islotes, rocas o en los acantilados de la costa. De las colonias de nidos se eleva un clamor intenso y ensordecedor. Generalmente los araos se establecen en las cornisas donde sencillamente depositan los huevos en las rocas, sin que los padres se tomen el trabajo de construir un nido. La menor aspereza alberga 1 ó 2 araos. Después de la época de la reproducción los araos desaparecen en el mar, donde mudan y permanecen varias semanas sin poder volar.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *