Argiope

Es una hábil tejedora

La argiope es una magnífica araña muy parecida a la epeira de nuestros campos, que abunda en todos los países que bordean el Mediterráneo. No sólo se reconoce a la argiope por su extraordinaria coloración negra y amarilla, sino también por la estructura de su hermosa tela. En efecto, al igual que las epeiras, la argiope está especializada en la confección de telas; a estas arañas se las llama «orbitelas», debido a la estructura circular de sus telas, que se disponen siempre verticalmente entre dos tallos de caña, de gramíneas o de arbustos. La tela de la argiope es una pequeña obra maestra de arquitectura. Existen cuarenta especies de argiópidos en Europa, y todas confeccionan telas llamadas geométricas, al contrario que otras arañas, que las tejen sin un plan preciso. Las telas más bellas son las de la Argiope bruenmchi y de la Argiope amoena. La tela de una argiope comprende un cuadro que delimita el espacio ocupado por la obra, y que va unido a los soportes próximos. En el interior de este cuadro, los radios convergen en un nudo central, llamado cubo. El centro mismo está también rodeado por un hilo en espiral. Con la mayor frecuencia, se observa una espiral interna, bastante cerrada, y una espiral externa, más floja, separada de la anterior por un vacío de anchura variable. La araña refuerza su tela con un estabilizador, que puede adoptar diferentes formas. Las telas de argiopes se reconocen por su estabilizador en zigzag, que puede ser sencillo o dispuesto en cruz.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *