Asteria roja

Puede permanecer horas fuera del agua

Es la más corriente de las estrellas de mar de las costas europeas. A veces, adunda tanto que la recogen para servir de abono en los campos. Se la encuentra con marea baja bajo las piedras, contra las rocas, entre las algas o sobre la arena. Es una de las pocas estrellas que soporta fácilmente permanecer en seco durante la marea baja. En zona costera, su tamaño no pasa de 10 cm de diámetro, pero alcanza 50 cm cuando vive en las profundidades (hasta 500 m). La base de sus brazos presenta una zona de menor resistencia. Cuando está herida o es atrapada por un enemigo, se le puede romper un brazo fácilmente a ese nivel. Esta amputación no causa un gran perjuicio al animal, ya que el brazo arrancado se regenera muy deprisa. Por otra parte, en el momento de la ruptura, la herida se cierra por aproximación de los labios de la herida. Este proceso llamado autotomía es tan frecuente en esta especie, que a veces es difícil encontrar un animal con todos sus brazos. Es muy voraz y se alimenta de ostras y mejillones, pero también puede atacar a los peces atrapados en las redes. Por causa de ello, los pescadores la detestan especialmente. En grupo, las estrellas de mar pueden destruir completamente los parques de ostras en unas semanas. Con ayuda de sus brazos, pegados a las conchas de los moluscos, las "entreabren y, ejerciendo una presión muy fuerte (calculada en 1350 g), introducen en cierta manera su estómago en el interior de su presa. Una asteria de tamaño mediano puede abrir una almeja grande en 15 ó 20 min. y puede absorberla en 8 h.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *