Autillo de Africa

Se distingue por sus cejas claras

El género Ciccaba reúne a rapaces nocturnas que sustituyen en las selvas tropicales de Africa (al sur del Sahara) y de América a las especies del género Strix. Cuando ambos géneros entran en contacto, como ocurre en México, los Ciccaba viven en la llanura. El autillo de Africa tiene unos discos oculares (formados por multitud de pequeñas y tupidas plumas) bastante bien desarrollados, unas cejas marcadas, y alas y cola relativamente largas. Macho y hembra tienen el mismo color. Se ha comprobado que los sujetos de las montañas de Kenya y Tanzania tienen más plumas en las patas que los demás. Durante el día, esta lechuza permanece inmóvil, encaramada en un árbol. Frecuenta los pequeños bosques y las grandes selvas, donde resulta difícil verla a causa del enmarañamiento de la vegetación y la penumbra. Su régimen alimenticio se compone de pequeños vertebrados (pajarillos, roedores, reptiles) y de insectos (orugas, ortópteros y cucarachas). Se ha observado la reproducción entre noviembre y marzo, desde Ghana hasta el Congo y de agosto a octubre en Sudáfrica. Depositan los huevos, que son blancos, en un tronco hueco a pocos metros del suelo o en algún nido viejo de rapaz (azor, por ejemplo) encontrándose, en tal caso, a 30 m de altura. Los polluelos son de color pardo y están moteados de blanco sucio. El grito de esta lechuza es una ululación con trémolo. En muchas regiones la presencia de la especie se manifiesta por su grito. Parece probable que ambos sexos tengan llamadas diferentes.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *