Avefría cenicienta

Un habitante del Este sin prevenciones

También se ha clasificado a esta avefría dentro del género Microsarcops. Se distingue de una especie próxima, Yanellus indicus, porque su cabeza está desprovista del capuchón negro y por ocupar el color blanco mayor extensión en las alas. En vuelo, sus alas parecen más puntiagudas que las de la avefría moñuda y las mueve a un ritmo bastante lento. Como en las demás avefrías, la voz de ésta también es aguda y quejumbrosa. En Japón, es visitante de verano, migrador en el norte de Honshu y sedentario en el centro y sur de la misma isla. Anida en los prados, en los campos de arroz y, durante el periodo de reproducción, no duda en atacar a quien se acerque demasiado a la puesta. El nido es una pequeña depresión del suelo sobre la que coloca algunas briznas de hierba, musgo y hojas secas: contiene unos huevos de color gris pardo con manchas negruzcas. Aunque en primavera esta avefría vive por parejas, con la llegada del invierno estas aves se muestran mucho más sociables. En esta estación, las aves de China, Manchuria y Mongolia interior residen en la India, el sur de China, en Taiwan, Filipinas y Andamán. Se las puede contemplar sobre los bancos de arena junto a los ríos, en lugares cenagosos y en las rastrojeras de los arrozales, cuando ya ha tenido lugar la cosecha. Esta especie llega a China en febrero, al noreste, y hasta marzo se la puede ver en los terrenos de cultivo. Al llegar el otoño, pasa en sentido inverso en grandes bandadas, desde agosto y septiembre. En Corea es bastante rara y sólo es ave de paso. Es probable que su área de nidificación en este país alcance hasta el Yangtsé o el río Azul y el Sechuán.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *