Axinella

Su larva se vuelve deI revés

Esta esponja córneo-silicosa es una especie típicamente erguida y ramificada. Tiene forma de árbol y presenta un tronco que la une a la base y del que salen gruesas ramas, casi en el mismo plano. Unos agujeros u ósculos se reparten igualmente por la superficie del cuerpo anaranjado. Algunos individuos pueden adquirir una forma maciza por soldadura secundaria de estas ramas. La axinella es muy corriente en los fondos duros de la zona litoral, formados de rocas y de grava, entre 0 y 100 m de fondo. La especie dissimilis es típica de una asociación animal propia de este tipo de fondo en las costas del canal de la Mancha a más de 30 m de profundidad. La larva de esta esponja ha sido muy bien estudiada y es interesante señalar que, como caso único entre los animales pluricelulares, dicha larva experimentará en el curso de su desarrollo una vuelta completa del interior hacia el exterior. En efecto, las células que constituirán la epidermis se encontraban, en sus orígenes, en el interior de la larva; las que darán lugar a la pared digestiva, en el exterior. Debemos hacer constar que en el Mediterráneo, una pequeña anémona de mar, del género Zoanthus, se adhiere corrientemente a dos especies de axinellas semejantes a la que nos ocupa. Sin embargo, a esta última, de aspecto muy parecido, la anémona no se adhiere nunca. Hay otro ejemplo demostrativo; las cuatro especies de axinellas corrientes en el Mediterráneo se reparten de distinta manera según de la agitación del agua. Serán necesarias nuevas investigaciones para encontrar lo que motiva sus preferencias.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *