Babosa de mar

Un pequeño molusco ricamente vestido

Las babosas de mar son magníficas criaturas de las que ciertas especies se cuentan entre los animales marinos más vivamente coloreados. A veces, quedamos admirados al saber que existen babosas en los océanos, ya que para todos la babosa es un molusco viscoso que se desliza arrastrándose por el suelo y que por las noches devora las verduras del jardín. Las numerosas especies que forman el vanado grupo de las babosas de mar viven en altamar y nadan admirablemente, imprimiendo a su cuerpo graciosos movimientos ondulatorios. Muy a menudo, el cuerpo de las babosas de mar se encuentra investido de cirros, o excrecencias cutáneas foliáceas, que pueden ser más o menos numerosas y más o menos alargadas. Estos cirros, que poseen una función respiratoria y que contienen ramificaciones intestinales, están adornados de colores vivos. Los de la Cyerce nigra, que ilustra esta ficha, son negros y están ribeteados de amarillo. Al igual que las babosas terrestres, las especies marinas, que son particularmente abundantes y están muy diversificadas en las regiones cálidas, son hermafroditas, es decir, que los dos sexos se encuentran reunidos en un mismo animaI. No es muy seguro todavía que estos animales puedan fecundarse solos sin acoplarse con un congénere, ya que aún se conoce poco su biología. Las babosas de mar son carnívoras y sus presas preferidas son las anémonas de mar. Invulnerables a las minúsculas espinas urticantes, estos moluscos los absorben, siendo sus principales predadores.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *