Babuino amarillo

Pertenece al grupo de los «papiones»

El babuino amarillo cinocéfalo, con 3 subespecies, vive en las sabanas y regiones boscosas del norte de Angola, y en Mozambique hasta el este de Kenia y el sudeste de Somalia. Relativamente esbelto (excepto los machos viejos), este babuino se distingue por su espalda casi horizontal, sus miembros, largos y finos, y sus anchas callosidades glúteas, de color gris púrpura en los adultos. El largo pelaje hirsuto de la espalda, dorado o grisáceo, no lleva una crin diferenciada sobre los hombros. Las partes inferiores son blanquecinas y el rostro es de color carne. La cola, larga y delgada, está arqueada hacia arriba y cae bruscamente, por lo que se la denomina «rota». El dimorfismo sexual está muy marcado, midiendo las hembras casi la mitad que los machos. Se desplazan en manadas de 30 a 70 individuos, en busca del alimento, que consiste en hierbas, brotes, raíces, bayas, frutos, semillas, insectos, lagartos e incluso pequeños mamíferos. Cuando un enjambre de saltamontes migradores se abalanzan sobre una zona, los babuinos devoran todos los que pueden digerir. La manada suele estar protegida por varios centinelas que, ante cualquier alarma, emiten un grito de alerta que provoca el silencio. Los animales huyen entonces al galope, dando grandes zancadas, y se desperdigan, poniéndose fuera de peligro. Los adolescentes y los machos menos vigorosos corren en cabeza, seguidos por las hembras que llevan a sus crías en la espalda o colgadas del vientre, mientras que algunos machos agrupan a los rezagados.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *