Barbo cereza

La librea nupcial del macho es rojo cereza

Entre los acuariófilos, este pez es conocido con el nombre de «titteya». A veces se le clasifica como perteneciente a los géneros Puntius o Capoeta en lugar de Barbus. Es un pez de pequeño tamaño que hace honor a ese nombre, ya que posee un par de barbillas insertas en la comisura de los labios. Los dos lados de su cuerpo están adornados con una raya longitudinal oscura que se extiende desde la boca hasta la aleta caudal, pasando por el ojo. El color depende sobre todo de su estado fisiológico. Cuando alcanzan la madurez sexual, el macho adquiere, en el momento de la puesta, un bellísimo color rojo brillante, mientras que el de la hembra es más apagado. En libertad, estos peces se agrupan en bancos, generalmente dominados por un macho más coloreado de rojo brillante. Frecuentan los ríos y arroyos sombríos cuyas aguas, escasamente mineralizadas, varían entre los 18 y 28° C. En cautividad, admiten sin problema pequeñas presas vivas, algas y también alimentos secos. Se ha comprobado (en acuario) que las parejas formadas suelen ser estables. Cuando se acerca el momento de la puesta, él macho hace la corte a la hembra activamente recorriendo el acuario de un lado a otro, con las aletas extendidas y adornado con su librea nupcial. La hembra se muestra indiferente al principio, pero no tarda en responder a los movimientos del macho. Entonces, éste la sigue asiduamente en sus evoluciones, permaneciendo siempre detrás de ella. Se aprovecha por algunos instantes de su inmovilidad para aproximarse hasta tocarla: surgen algunos estremecimientos y caen dos o tres huevos que se enganchan a las plantas por medio de un filamento. La incubación dura entre 32 y 48 horas, según la temperatura. Los alevines se alimentan de infusorios desde el tercer día.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *