Barnacla cuellirroja

Es el ganso más coloreado

De menor tamaño que el ganso gris, esta barnacla no se puede confundir con ningún otro ganso, debido a la contrastada coloración de su plumaje. Sin duda, se trata de la especie más bonita del género. En primavera vive en la tundra, pero en invierno se la puede observar sobre la costa meridional del mar Caspio, al noroeste de Irán y en Irak. También en Europa existe una pequeña zona donde inverna,, en Tracia. Además, casi todos los años se ven algunos ejemplares aislados en Hungría, pero su presencia ya es muy rara en otros países de Europa. Debido a sus dimensiones, la barnacla cuellirroja es muy ágil, nadando y sumergiéndose con gran habilidad. Anida formando pequeñas colonias sobre las pendientes cubiertas de hierba y matorrales en los valles, así como en muros rocosos poco elevados. Se ha podido comprobar que casi siempre se instala en las proximidades de un nido de halcón peregrino. Esta curiosa asociación sin duda se explica por la seguridad que a esta barnacla le proporciona la cercanía de la rapaz, pues el zorro polar —devorador de huevos— no se atreve a acercarse al sitio donde han puesto los halcones. La barnacla cuelliroja se reproduce a finales de junio. Se alimenta de gramíneas y de lináceas (lino silvestre), mientras que en su cuartel de invierno lo hace a base de plantas como barrillas o salicores. Durante su paso migratorio, es frecuente en el delta del Volga. La ruta de migración supone entre 100 y 150 km de anchura hacia el noroeste del Kazajstán. Esta migración sólo dura dos semanas, produciéndose durante el mes de marzo y entre finales de septiembre y principios de octubre.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *