Bígaro

Sirve como señal para las mareas

El bígaro, del que se conocen vanas especies, es un caracol marino. Vive en las zonas de subidas y bajadas de las mareas, en donde cada especie ocupa una posición determinada, quedando al descubierto mientras el mar se retira y esperando la marea alta para continuar sus actividades. Un dispositivo especial le permite cerrar su concha aprisionando dentro una cantidad de agua de forma que se queda suficientemente hidratado mientras la roca se seca a su alrededor. Este pequeño molusco puede, de esta forma, quedarse varias horas expuesto al sol sin peligro. La manera de reptar del bígaro es muy particular, ya que avanza por ondas alternativas de contracción de las partes anterior y posterior de su pie. La respiración se efectúa mediante una branquia plumosa. El bígaro es vegetariano y se alimenta de algas y de detritus vegetales. Posee una lengua provista de centenares de minúsculos dientes, la rádula, que le permite triturar los vegetales. Los bígaros se encuentran sobre todo en las zonas ricas en fuco. Existe una especie que ha llegado a ser más terrestre que marina, y que permanece en terreno seco durante unos veinte días siendo bañada únicamente por las mareas fuertes. Los bígaros tienen muchos enemigos, entre los que destacan las gaviotas, que se los comen con delicia, aprovechando la bajamar. Algunos peces, como las platijas también se alimentan de bígaros durante la marea alta. Es interesante comprobar que algunos bígaros: consiguen atravesar todo el sistema digestivo de una gaviota sin sufrir ningún daño, gracias a un dispositivo de cierre de su concha, perfectamente estanco.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *