Bitis enana

Su picadura es muy peligrosa

Esta víbora es la especie más pequeña del género Bitis; parece realmente una enana al lado de sus parientes de gran tamaño. Su pequeñez está sin embargo compensada por la virulencia, totalmente excepcional, de su veneno; es una de las serpientes más peligrosas de Africa austral. Al contrario que las demás especies del género Bitis, a quienes les gusta la humedad de los bosques, la bitis enana habita en las regiones áridas, incluso en pleno desierto. La coloración de su piel está perfectamente adaptada a su hábitat natural, lo que la hace mimé-tica en la arena, donde le gusta permanecer casi totalmente enterrada, muy cerca de la superficie; sólo las escamas, en forma de cuernos sobre los ojos, son a veces visibles. Esta postura es engañosa, ya que la bitis enana es capaz de morder, con una precisión infalible y con la rapidez del rayo, a cualquier presa que pase cerca. No se sabe con qué sutil sentido consigue este reptil localizar exactamente a su víctima; lo cierto es que conviene acercarse con mucha prudencia a una de estas víboras, que parece dormir bajo la arena. Se han producido varios accidentes y algunos herpetólogos aficionados han sido mordidos. Por suerte, existen actualmente excelentes sueros específicos contra el veneno de esta serpiente: sin embargo, si no se aplica el tratamiento inmediatamente, las consecuencias de una mordedura pueden tomar un cariz muy dramático. Se han atribuido muchas muertes humanas a esta pequeña víbora del desierto.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *