Bogavante

Come mucha cal, para formar su caparazón

El bogavante es un gran crustáceo que ocupa un lugar importante en la industria pesquera. Existen varias especies, la mayoría de las cuales son de tamaño reducido; algunas, sin embargo, alcanzan dimensiones muy importantes. El bogavante de Norteamérica es, probablemente, el mayor de todos: se pescó un ejemplar en las costas de New Brunswick de 12,3 kg. El bogavante vive en los fondos marinos cubiertos de algas y se desplaza gracias a sus largas patas ambulatorias y a sus patas cortas natatorias situadas bajo el abdomen. La cola, muy ensanchada, le sirve de timón y de órgano propulsor cuando nada. Es de naturaleza reposada y se desplaza lentamente. Unicamente se apresura cuando se siente en peligro y, perseguido, llega a desarrollar una velocidad apreciable en cortas distancias. Cuando pasa el peligro, vuelve de nuevo a su vida tranquila. Esencialmente carnívoro, el bogavante se alimenta de toda clase de criaturas marinas, y prefiere sobre todo la carroña. A veces se convierte en caníbal y devora sin vergüenza alguna a un congénere de menor tamaño. El bogavante come también vegetales, cuyos tallos corta en pequeños trocitos más fáciles de ingerir. Amasa, a veces, reservas de alimentos y en tierra cadáveres de peces en la arena, para sacarlos de vez en cuando y roer parte de ellos. El bogavante aumenta su tamaño por mudas sucesivas, en el curso de las cuales abandona su caparazón para fabricar uno nuevo algo más grande que el anterior. Teniendo en cuenta sus dimensiones, sus necesidades de cal son enormes.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *