Boomslang

Una serpiente arborícola de veneno muy tóxico

El nombre de boomslang, que en afrikaans significa «serpiente de los árboles», indica claramente cuál es el medio natural que frecuenta este reptil. No es tan completamente arborícola como la mamba verde, aunque se mantiene preferentemente entre las frondosidades. Es muy ágil; repta con rapidez y trepa como un verdadero artista, pudiendo engancharse a ínfimas asperezas de los troncos o de las ramas para elevar su cuerpo. Cuando es presa del pánico, esta culebra no duda en arrojarse al vacío desde lo alto de un árbol; cae a tierra sin hacerse daño y prosigue su huida hacia un matorral o la maleza. Se dice que el boomslang es capaz de igualar a un hombre en carrera, lo que no está probado. El boomslang se alimenta de animales. Los camaleones, lagartos y otros pequeños reptiles son las presas principales de sus festines, pero esta serpiente caza también pequeños mamíferos y pájaros cuyas crías devora en el nido; a veces, come ranas. Así pues, no se puede decir de esta culebra que esté más especializada en una presa que en otra. El boomslang atrapa a la víctima entre sus mandíbulas y la aprieta durante un largo rato, con el fin de que el veneno penetre en los tejidos de la presa. Es un reptil opistoglifo, ya que posee dientes venenosos en la parte trasera de la mandíbula superior. El veneno es muy tóxico, pero la serpiente necesita varios minutos para hacerlo penetrar en una herida. Para impresionar a su enemigo, el boomslang tiene la facultad de dilatar la piel de su cuello, aplastándose lateralmente.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *