Brissopsìs

Una fasciola en forma de lira

El Brissopsis es un erizo de mar irregular, común en todas las costas europeas, aunque también se encuentra en la mayoría de los mares del mundo. Su cuerpo ovoide, que alcanza una longitud de 5 cm, está cubierto de cortas púas grises. Entre éstas, se encuentran, como en todos los erizos de este grupo, unos pedicelarios, cuyas pinzas de delicadas formas parecen una cabeza de serpiente (pedicelarios llamados oficéfalos). La cara superior del test presenta un adorno característico muy hermoso. A primera vista, se distinguen 5 zonas en forma de pétalos dispuestos radialmente perforados con agujeros por donde salen los podias o pies. Se trata de tubos finos y translúcidos, que contienen el líquido interno del animal y que pueden alargarse o retraerse según la presión de este líquido. Alrededor de estos 5 pétalos, una fasciola (zona del test o caparazón cubierta de púas muy finas) forma una figura que recuerda groseramente la forma de una lira; de ahí el nombre lyrifera que lleva la especie. Esta fasciola es de color oscuro, a menudo rojo, que resalta sobre el gris uniforme del test. Al igual que todos los Espatangoideos, éste erizo no tiene dientes ni mandíbula. La boca tiene la forma de una raja transversal arqueada. Está situada en el borde del test del animal y está provista de un labio inferior en forma de punta de cuchara, que permite al animal buscar su alimento. Se encuentra a esta especie en los fondos arenosos, o arenoso cenagosos, del mar Mediterráneo, a partir de 40 ó 50 m; en el océano Atlántico se encuentra a partir de los 30 m, pero también a mucha mayor profundidad, hasta los 600 m.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *