Búho de El Cabo

Un búho africano de los pantanos

El gran parecido existente entre esta ave y el búho de los pantanos, ampliamente extendido por Europa ha llevado a que muchos ornitólogos situaran a ambos dentro de la misma especie. Otros prefieren darle un nombre particular. La única diferencia notable entre las dos aves se encuentra en los colores del rostro: en el búho de El Cabo existe un fuerte contraste entre el contorno de los ojos, que es negro, y los discos faciales, blanco crema. La parte inferior del cuerpo está tenuemente listada y la superior es más uniforme. Como su pariente cercano, este búho anida en el suelo. En Marruecos, la puesta ha sido observada en abril; en Africa del Sur lo ha sido tanto en marzo-abril como en julio-agosto. Evidentemente no se trataba de las mismas aves. Los huevos son depositados con dos días de intervalo. Después de abandonar el nido, los polluelos continúan siendo alimentados durante dos o tres semanas. Su plumaje es más oscuro que el de los adultos. El búho de El Cabo parece ser más nocturno que el de los pantanos. No obstante, también caza de día y vuela sin dificultad alguna a plena luz del sol. Es mucho más gregario que las demás rapaces nocturnas africanas y ya se han visto hasta una cuarentena de ellos juntos. Su regimen alimenticio es poco conocido, pero debe estar compuesto por roedores, insectos, ranas y lagartos. En Madagascar, se ha observado que el ave se dejaba maltratar, en pleno día, por pequeños pajarillos y más concretamente, por papamoscas del género Newtonia, así como por suimangas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *