Búho pescador

Tiene una forma de alimentarse muy especializada

Los búhos pescadores constituyen un pequeño grupo particular de las estrígidas, que se distinguen de sus parientes por sus costumbres y forma de cazar. Se conocen siete especies; la ilustración de esta ficha nos muestra al búho pescador de Blakiston, Ketupa blakistoni, que vive en Siberia oriental, en Manchuria y en las islas del norte del Japón. El búho pescador ha experimentado una serie de adaptaciones morfológicas especializadas. Sus patas no tienen plumas y sus dedos llevan unas garras muy largas y curvadas que le permiten agarrar fácilmente a los peces. Su pico, muy poderoso, está aplastado lateralmente y muy curvado como el de un águila. El búho pescador no tiene el plumaje enguatado y esponjoso tan particular de todas las demás estrígidas, y carece de los discos faciales, que son indispensables auxiliares para el oído. Cazando únicamente con la vista, no tiene el oído tan fino como el de sus parientes que cazan en el campo. El búho pescador practica la caza al acecho, vigilando atentamente el río, encaramado en una rama elevada, para lanzarse y atrapar un pez como lo hace el águila pescadora. El búho pescador de Blakiston acostumbra a caminar sobre las aguas poco profundas de los riachuelos para alimentarse de pequeños crustáceos. También captura ranas y otros animales acuáticos. Desgraciadamente poca cosa sabemos acerca de su biología y costumbres. De vez en cuando, algunos parques zoológicos reciben algún búho de éstos, que se adaptan convenientemente a la vida en cautiverio. Sin embargo, esta ave jamás se ha reproducido en pajarera.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *