Buitre de Rupell

Un eficaz carroñero

El buitre de Rüppell, que vemos aquí en compañía de un águila rapaz (Aquila rapax = A. nipalensis) es el más común de los buitres en Africa oriental si se juzga por el número de ellos que acuden a alimentarse en los cadáveres de grandes animales. Sin embargo, no es el primero en descubrir las carroñas, y parece que lo que le atrae es ver a otras especies descendiendo para aprovechar la ocasión. Sobre un cadáver, es capaz de rechazar fácilmente al águila rapaz, aunque ésta hubiera llegado primero. Puede despedazar muy rápidamente una carroña; un antílope o una vaca desaparecen en pocas horas. Cuando han terminado su comida, estas grandes aves tienen dificultad para emprender el vuelo y se dirigen a un lugar retirado donde puedan digerir tranquilamente. El buitre de Rüppel duerme, come y se reproduce en compañía de otros miembros de su especie. Pasa la noche en una cornisa de algún acantilado, a veces sobre un árbol. Las colonias comprenden, generalmente, muchas decenas de parejas que colocan sus nidos en una gran pared de roca. El nido se compone de ramitas, más o menos pegadas entre sí con deyecciones. Tiene un tamaño variable. La nidificación se ha observado en casi todos los meses del año, pero sobre todo durante la estación seca. El huevo es blanco, teñido de color verdusco. Tras la eclosión, el polluelo muestra un plumón gris que pronto se tornará más claro. El buitre de Rüppell planea largamente cuando el sol ha calentado la atmósfera lo suficiente. En vuelo, la parte inferior de sus alas parece moteada; cuando está posado, el plumaje presenta un aspecto escamoso.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *