Buitre del Himalaya

Caza sobre parajes descubiertos

El género Gyps cuenta 6 ó 7 especies de buitres, bien conocidos por alimentarse de carroña. El buitre del Himalaya es el mayor de todos. En ocasiones se le ha considerado una subespecie del buitre común que se puede ver en Europa. Pero si bien las áreas de distribución de ambas aves se superponen en parte en Asia central, ha podido comprobarse que cada uno se circunscribía a su zona. El buitre del Himalaya posee, además, un plumaje mucho más pálido y con menos tonos rojizos. Esta ave no anida por debajo de los 1200 m. Se le observa, sin embargo, a veces en invierno, a menor altitud, en el norte de la India. La mayor parte de su existencia transcurre en alta montaña, donde se eleva hasta los 6000 m o incluso más. Abundante en el Tibet, es, como sus parientes, bastante o sociable, en el sentido de que duerme, o come y hace el nido en grupo. Se ha llegado a ver a un pequeño grupo de ellos despedazar un cadáver de yak en dos horas. Agresivo cuando está comiendo carroña, tan sólo retrocede ante el lobo o ante el buitre negro. Suele vérsele llegar después del gran cuervo y del quebrantahuesos, que localizan antes los cadáveres. El nido, de pequeño tamaño, es un revoltijo de ramitas más o menos pegadas con excrementos. Con el tiempo, se va haciendo mayor, aunque nunca alcanza dimensiones impresionantes. El huevo es blanco, o con algunas manchas marrones. La puesta tiene lugar a finales de diciembre o a comienzos de marzo. El comienzo del ciclo reproductor, desde la puesta hasta que el joven buitre echa a volar, dura entre 6 1/2 y 7 meses.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *