Buitre orejudo

Sobre un cadáver, los demás buitres le ceden el sitio

El mayor buitre africano tiene la cabeza totalmente desnuda, salvo unas pequeñas plumas parecidas a pelos, las plumas filiformes, abundantes sobre todo en el mentón. Localmente, es también el más extendido. Así ocurre en Somalia y en el Suroeste africano. A pesar de que generalmente es solitario o vive en parejas, se muestra a veces en grupos bastante numerosos, puesto que se ha llegado a contar hasta un centenar de aves juntas. En Etiopía, se le ha visto hasta 4500 m de altitud como máximo, pero en general frecuenta sobre todo las regiones de las llanuras. Cuando se une a sus congéneres sobre unos restos, éstos le ceden el sitio. Se alimenta de piel, de restos de carnes dejados por los demás carroñeros, pero puede también matar animales. Ataca, por ejemplo, a los flamencos jóvenes y adultos) reunidos en colonias y roba los huevos de estas aves. Su voluminoso nido está construido en un árbol espinoso (acacia por ejemplo) a poca altura, unos 7-10m. Si el buitre no encuentra ningún árbol a su gusto, busca un emplazamiento favorable en un acantilado y amontona ramas. La copa del nido está guarnecida de lana y hierbas. El nido llega a alcanzar más de 2 m de diámetro y sólo 60 cm de altura. La puesta tiene lugar entre noviembre y enero en Somalia, en la misma época en el Sudán y en julio en Africa del Sur. Es probable que esta especie sólo se reproduzca cada dos años a causa de su largo ciclo de nidificación. Tras la crianza del polluelo, el buitre orejudo se desplaza aveces fuera de su área normal de nidificación y se le ha observado, por ejemplo, hasta en el Medio Atlas, en Marruecos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *