Buitre real

Es la rapaz más coloreada

Llamada con justicia rey de los buitres, esta ave se caracteriza por la belleza de su plumaje haciendo contraste y, sobre todo, por los vivos colores y las carúnculas que adornan su cabeza. No alcanza su plumaje definitivo hasta la edad de año y medio; hasta entonces, las crías son uniformemente marrones. El buitre real es un ave forestal, pero también se le encuentra en las amplias sabanas salpicadas de árboles aislados. No se acerca a las ciudades, donde le sustituye el aura, o buitre de cuello rojo. Posee un pico más poderoso que los demás buitres americanos y es perfectamente capaz de matar animales para devorarlos, aunque es ante todo un carroñero, que se sustenta de cadáveres en descomposición. Por lo general, se lleva bien con las demás especies de buitres, pero cuando aparece en un banquete, éstos le ceden la plaza, debido a la fuerza de su pico, del que sabe hacer buen uso, si se presenta el caso. El buitre real abunda mucho menos que el buitre negro y su presencia puede incluso pasar desapercibida en la selva, a causa de su costumbre de sobrevolar la jungla rozando las copas de los árboles. A veces se eleva muy alto en el aire para planear un buen rato, observando todo su dominio. Los especialistas no saben aún si el buitre real posee un olfato muy desarrollado o si descubre la presencia de cadáveres por la vista. No construye nido, sino que la hembra deposita su único huevo en el hueco de un árbol descompuesto, o en un tronco hendido por un rayo o por su vejez. Los dos padres se turnan para incubar. El buitre real vive bien en cautividad.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *