Butorides striatus

Un especialista en manglares de las costas tropicales

Esta pequeña garza ofrece dos variantes en su coloración: unos sujetos son gris-verdoso intenso por encima y gris claro por debajo; y otros, castaño rojizo por arriba y gris pardo por el vientre. Se trata de variaciones en el color sin relación con la edad o el sexo. Se llama a veces a esta ave garza de los manglares, en las lenguas anglosajonas. Esta denominación le cuadra, ya que es en este medio particular donde busca su alimento y se reproduce. Su distribución lo acusa con frecuencia, y localmente sólo se le ve a lo largo de las costas fangosas. Por otra parte, sobre todo en Africa, también se halla cerca de las aguas continentales y a orillas de los ríos, si dispone de sombra. Temeroso, y en gran parte nocturno, suele vérsele aislado, aunque se han observado varias parejas anidando unas cerca de otras. El nido, semejante al de otros ardeidos, contiene huevos verde pálido, puestos en agosto o septiembre en Ghana, y entre octubre y diciembre en Zaire. Se desplaza sin dificultad por el ramaje; sus patas son relativamente cortas. Captura insectos acuáticos y anfibios. Es también depredador de esos extraños peces paseantes que son los perioftalmos; salen del agua para moverse por el limo de los manglares. Esta ave caza asimismo en los campos inundados. En América del Sur no siempre se halla entre manglares; en Surinam no figura en la lista de las especies que anidan en esta selva inundada. Cuando se le inquieta, emite un potente chillido corto. En caso contrario, se mantiene en silencio.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *