Cacatúa cuervo

Lleva una vida nómada en los bosques

En realidad existen tres especies de calyptorhynchus (es decir “de pico escondido”) o cacatúas cuervos, siendo la que vemos aquí la más ampliamente distribuida. Las otras dos, también australianas, son la cacatúa de Latham y la cacatúa negra, muy localizadas una y otra en el extremo sudeste del continente. Raramente se ve a este ave en cautividad, por una parte a causa de la dificultad enorme de procurarse ejemplares y, por otra, debido en suma al aspecto apagado y poco espectacular de su plumaje, a pesar de los vivos tonos de sus timoneras. La cacatúa cuervo es un ave forestal, ligada a ciertos tipos de asociaciones vegetales, sobre todo a las que agrupan eucaliptos. Muy gregaria, esta cacatúa vive en bandadas a veces muy numerosas. Una de sus características es emprender desplazamientos migratorios estacionales, que no están condicionados por el frío o por la sequía, sino más bien por los períodos de maduración de los frutos. Su régimen alimenticio consiste en semillas duras de varias especies leñosas. La cacatúa cuervo es muy aficionada a las semillas de los pinos, que sabe sacar con destreza de las pifias ayudándose con el pico y una pata. Se la encuentra principalmente en las orillas de los ríos, ya que es allí donde escoge sus árboles dormitorios. Toda la bandada se instala en las ramas altas de un eucalipto desde el crepúsculo y pasa ahí la noche. Cuando sale el sol, todo este mundo emplumado se despierta y se pone a chillar escandalosamente mientras se arregla. Después, las cacatúas cuervos vuelan en dirección a sus árboles nutricios, para volver al dormitorio al final de la tarde.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *