Cacatúa de Leadbeater

Le encantan las tormentas

La cacatúa de Leadbeater se distingue por la delicada belleza de su plumaje blanco, realzado por tintes rosas en el vientre y en el pecho. Su largo penacho eréctil, blanco cuando está en reposo, deja aparecer, cuando lo levanta, el resplandor de plumas rojas, rayadas de amarillo y cuyo extremo es blanco. Esta ave está distribuida por una buena parte de Australia, donde frecuenta las regiones más áridas e inhóspitas. En pequeñas bandadas o por parejas recorre, con su vuelo lento y mesurado, las regiones pobres donde crecen los gomeros y los pinos. Esencialmente arborícola, la cacatúa de Leadbeater pasa sin embargo mucho tiempo en el suelo, a la búsqueda de semillas, brotes, bulbos y diversas plantas de las que se alimenta. No se baña de buena gana, aunque, cuando descarga una tormenta, se agarra a las ramas, con la pechuga al aire y las alas desplegadas, eriza sus plumas y se deja empapar por completo. Cuando el macho busca una compañera y después de interminables dudas consigue hacer su elección, maniobra hasta encontrarse al lado de su elegida y rechaza a todos los concurrentes que se acerquen demasiado. Al comienzo de la estación de reproducción, las parejas se instalan en los agujeros de los árboles o de gruesas ramas, que agrandan con su poderoso pico, acondicionando allí un lecho de hojas secas y otros materiales de relleno. Durante este trabajo, no se dejan molestar bajo ningún pretexto y el macho, entonces particularmente agresivo, atacará ferozmente a todos los intrusos. Los huevos se incuban por turno por la pareja y la cría de los pequeños estará también asegurada por ambos progenitores.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *