Cacatúa de moño blanco

Saluda ruidosamemte al amanecer

Esta especie de cacatúas con el plumaje completamente blanco tiene sus representantes dotados de un moño eréctil, que forma, cuando está levantado sobre la cabeza, un doble abanico del mismo color. El pico de azabache contrasta singularmente con esta librea inmaculada y bañada con una fina sustancia polvorienta que les sirve de protección. Estas cacatúas frecuentan las partes bajas de los bosques del norte y del centro del archipiélago de las Molucas y de las islas Halmahera, Ternate, Timor, Batjan y Obi, permaneciendo cerca del agua. En bandos numerosos y turbulentos, trepando de rama en rama o volando en la penumbra de un árbol a otro, parecen fantasmas. Pasada la noche en las espesas copas de los árboles más altos, saludan a la aurora con sus gritos estridentes. Calmada la sed, levantan el vuelo para buscar su alimento. Este, a veces recogido a mucha distancia, se compone de frutos, brotes, hojas, semillas y almendras, así como setas y bulbos hábilmente desenterrados a golpes de pico. Son activas de día, excepto en las horas cálidas, durante las cuales se refugian a la sombra de los árboles. Hacen lo mismo cuando están saciadas. Una segunda comida tiene lugar antes del crepúsculo, tras de lo cual volverán a su dormitorio, cotorreando hasta la noche. En período de reproducción, la hembra deposita sus huevos en un agujero de árbol tapizado de hojas o de ramitas. Los cónyuges se ocupan de la incubación y alimentan a los pajarillos durante un mes aproximadamente, momento en que dejan el nido.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *