Camaleón de Jackson

Parece un animal prehistórico

A pesar de su insólito aspecto y de los cuernos amenazadores que salen de su cabeza, el camaleón cornudo es un animalito totalmente inofensivo. El camaleón cornudo —del que se conocen varias especies— es miembro de la gran familia de los Camaleónidos, que reúne casi cien especies. La ilustración de esta ficha representa el camaleón de Jackson, que vive en los bosques y sabanas boscosas de Africa oriental. Algo mayor que el camaleón vulgar, propio de España y del norte de Africa, el camaleón de Jackson es muy conocido por su curiosa facultad para cambiar de color en unos minutos. Se adapta perfectamente a la tonalidad de la rama o del follaje en que se encuentre, lo que le asegura un camuflaje protector muy eficaz. A pesar de sus cuernos de rinoceronte, este camaleón tiene numerosos enemigos: aves, serpientes y pequeños mamíferos carniceros. Es evidente que su inmovilidad, así como su coloración protectora, le prestan una gran ayuda. El camaleón cornudo come insectos de toda clase y captura de manera infalible moscas y otros insectos alados gracias a su lengua capaz de proyectarse hasta una distancia de 15 cm. La extremidad de la lengua se ensancha en forma de ventosa y está bañada en una saliva muy viscosa. El insecto tocado por este órgano, que le golpea con la rapidez del relámpago, queda adherido y se convierte en presa del camaleón. Su lentitud de movimientos es proverbial. Se desplaza calculando cada paso asegurándose el apoyo mediante los largos dedos opuestos de que están provistas sus patas y su cola prensil hace el papel de un quinto miembro.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *