Camarón

Se le aprecia corno delicadeza culinaria

Los camarones, de los que se conocen varios centenares de especies, forman un pequeño mundo particular en los mares y océano. Son crustáceos de cuerpo alargado, a veces translúcido o de colores muy vivos, como es el caso de gran número de camarones que viven en los arrecifes de coral de los mares tropicales. Al contrario que otros crustáceos que viven a grandes profundidades, los camarones habitan en las costas cerca de las playas, ya que parece que la arena o el limo les son indispensables. Abundan en los estuarios y lugares poco profundos. Es difícil describir a un camarón, ya que bajo este nombre genérico están comprendidos cantidad de crustáceos de pequeño tamaño, que no son afínes entre sí más que por su forma de vida y su aspecto general. La biología de los camarones es bastante conocida. Durante el día se esconden generalmente en la arena, cavando con sus patas su madriguera y ayudándose con la cola para retirar la arena. Al caer la noche es cuando comienza su actividad. Salen de su escondrijo y deambulan por el fondo marino en busca de alimento. Algunas especies, como el camarón Crangon vulgaris, soportan una gran gama de temperaturas y son poco exigentes respecto a la salinidad del agua. Sobreviven tanto en temperaturas de 28° a 30° C, como en aguas frías, cercanas al punto de congelación. El régimen alimenticio de los camarones consiste en todo tipo de detritus animales y vegetales.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *