Cañabota

Es cosmopolita y vive en las profundidades

La cañabota es un habitante de las profundidades del mar, pero evoluciona a menudo entre 1000 y 2000 m. Es un tiburón cosmopolita, que se ha capturado en todos los océanos. No es raro encontrarlo en el Mediterráneo y, según algunos especialistas, este mar podría ser el centro de difusión de este animal. La cañabota es esencialmente solitaria y nunca se la ve en grupo. A pesar de su hábitat béntico sube a veces a la superficie y puede entonces acercarse a las costas, en las que su presencia es indeseada, si bien hay que precisar que caza por la noche y descansa de día, en el fondo. A pesar de que este merodeador de los mares no tiene muchas víctimas humanas sobre su conciencia y no se sabe dé ningún caso de ataque, se impone la prudencia cuando se vislumbra la aleta dorsal de este carnívoro. Si bien el alimento habitual consiste en peces y crustáceos, la cañabota no desdeña las presas muertas. Voraz e insaciable, navega sin descanso, obligada, por otra parte, al igual que los demás tiburones a nadar constantemente (incluso durmiendo) para no hundirse hacia el fondo, ya que carece de vejiga natatoria. A pesar de su frecuencia y su vasta distribución geográfica, que puede considerarse como global, la cañabota no ha ofrecido aún todos los secretos de su vida y biología a los investigadores. Se sabe bastante poco acerca de las modalidades de su reproducción. Las hembras alcanzan un tamaño superior al de los machos. Se pesca a veces este tiburón, muy codiciado por el aceite claro y abundante contenido en su hígado.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *