Cangrejo pato

Es el cangrejo comestible por excelencia

El cangrejo pato es el más apreciado de los cangrejos marinos por su carne blanca y suculenta. Muy extendido por los mares y océanos templados, no podría ser confundido con ningún otro crustáceo, tan característica es su forma. Sólido, regordete y corpulento, tiene dos grandes pinzas. El cangrejo pato vive en aguas poco profundas e inmediatamente próximas a la costa. Se mantiene en los fondos sembrados de rocas en cuyos agujeros encuentra refugio. Durante el día, suele permanecer inmóvil en la penumbra y sale a buscar alimento en cuanto cae la tarde. Este cangrejo efectúa migraciones estacionales. En otoño abandona su lugar de residencia para dirigirse hacia las profundidades. Allí, entre los 30 y 60 m, cae en una especie de letargo y cesa de alimentarse durante todo el invierno. Al llegar la primavera, emigra en sentido inverso para volver a las aguas superficiales. Cuando está asustado, el cangrejo se refugia, reculando, entre o bajo los guijarros, de donde resulta muy difícil sacarlo, ya que se afianza sólidamente con sus patas y pinzas. Durante las tempestades, cuando las olas mueven los grandes cantos rodados, puede ocurrir que pierda uno o varios miembros. Pero esto no tiene ninguna importancia, ya que el animal dispone de la sorprendente facultad de regenerar sus miembros perdidos: después de unas pocas semanas, cada pata crece de nuevo a partir de un brote y poco a poco, en el transcurso de las mudas sucesivas, los miembros recobran de nuevo su integridad. El régimen alimenticio del cangrejo pato consiste en materias animales en descomposición, en particular peces muertos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *