Cangrejo terrestre

Sólo va aI agua para depositar sus larvas

La familia de los Gecarcínidos cuenta con veinte especies de cangrejos exclusivamente terrestres, que se alejan bastante de las costas y sólo van a la orilla del mar para reproducirse. Tiene representantes en todos los países tropicales. El género de vida de estos crustáceos ha dado lugar a adaptaciones a nivel del aparato respiratorio. Las cavidades branquiales están transformadas hasta el punto de formar un verdadero pulmón. El agua puede ser almacenada en un órgano vecino, para así poder humedecer permanentemente los tejidos responsables de los intercambios gaseosos. La desecación es, en efecto, el mayor peligro que amenaza a los cangrejos terrestres. La especie ilustrada en esta ficha frecuenta los bosques, los campos, los matorrales, la orilla de los pantanos y de los ríos, los manglares y se la ha llegado a encontrar también a 8 km del mar. El animal cava una madriguera cuya profundidad varía entre 0,30 m y 2 m y en la que pasa la mayor parte del día. Sale por la tarde para buscar comida y la consume en su guarida, pues de otro modo correría el riesgo de verse desposeído de ella por un congénere en búsqueda de abrigo. El régimen es vegetariano, pero el cangrejo terrestre come también cadáveres y tiene fama de ser un barrendero muy eficaz. Cuando la densidad de estos cangrejos es elevada, hay una fuerte competencia por conseguir los emplazamientos favorables para la instalación de madrigueras y se entablan frecuentes peleas. El apareamiento tiene lugar en la madriguera pero, cuando los huevos hacen eclosión, la hembra se dirige al mar para que las larvas prosigan en él su desarrollo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *