Canguro rojo

Cuando nace; no es mayor que una judía

Entre las decenas de especies de canguros que viven en Australia, uno de los más conocidos es el canguro rojo, ilustrado en esta ficha. Es uno de los mamíferos más notables. El canguro es casi un animal bípedo, ya que sólo usa sus patas posteriores, muy desarrolladas, para desplazarse cuando tiene prisa. Los miembros anteriores, mucho más cortos, sirven de manos y para lo más que le sirven es para apoyarse en ellos cuando se agacha a beber. La cola, larga y muy musculosa, ha llegado a ser un miembro indispensable, sobre el que el animal descansa como sobre un trípode. Al margen de la función de apoyo, la cola sirve de órgano de equilibrio y de contrapeso cuando el canguro galopa en dos patas y cuando salta. Y es que el canguro es un maestro en materia de saltos y figura entre los mamíferos saltadores más distinguidos. Este marsupial puede dar fácilmente saltos de ocho metros, franqueando obstáculos de dos a tres metros de altura. El canguro herbívoro, pasa la noche pastando. Durante el día, se retira a la sombra de un árbol y permanece inactivo. La reproducción del animal es curiosa. Efectivamente, después de una gestación muy corta, la cría nace en forma larvaria, apenas mayor que una judía. Gracias a las garrás que tiene en los muñones de los miembros anteriores, consigue caminar por el pelaje materno hasta llegar a la bolsa marsupial. Se fija entonces a una mama y termina su desarrollo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *