Capullitos de cerezo

Su oruga tiene forma de herradura

Los meses de abril y mayo son para los lepidópteros una época importante del año, ya que gran número de especies producen en esta época su primera generación. Este es precisamente el caso de los tiatíridos, cuya segunda generación aparece entre julio y agosto. Los tiatíridos parecen constituir una familia heterogénea, dentro de la cual pueden discernirse varios grupos de mariposas que no presentan, en apariencia, relaciones muy directas. La mariposa aquí representada nace generalmente durante mayo y junio. Si bien se encuentra por toda Francia, es más común en el norte que en el sur El género Thyatira está representado, en Europa central, por la única especie mencionada, fácilmente reconocible o por su dibujo característico; macho y hembra exhiben, en sus alas anteriores, cinco grandes manchas color rosa intenso o anaranjado, bordeadas de blanco. Estas magníficas «rosas» aterciopeladas hacen de ella una de las más maravillosas mariposas nocturnas Sus orugas viven al descubierto, en las zarzas y en los arbustos espinosos Puede encontrárselas entre junio y julio, o en septiembre si son de la segunda generación. Su dorso, que posee un abultamiento, presenta una sucesión de prominencias triangulares, poco salientes pero que forman rombos si se observan de frente Provistas de protuberancias carnosas, de colores bastante variables, estas orugas pierden, cuando se hallan en reposo, la apariencia de seres vivientes, ya que adoptan, elevando la cabeza y la parte trasera, la forma de una herradura o de una ramilla rota, en el extremo de la cual se observan unas falsas patas anales atrofiadas Puede que esto se deba a la adaptación a un sistema de defensa.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *