Cárabo lapón

Es una de las rapaces nocturnas más grandes

Por su tamaño, el cárabo lapón se aproxima al búho gran duque, lo que hace de esta rapaz nocturna una criatura muy impresionante. El dominio de este cárabo se extiende alrededor de todo el círculo ártico y su distribución cubre tanto Eurasia como el norte de América. Ave forestal, el cárabo lapón está estrechamente ligado a la taiga, esta inmensa zona de la coniferas y de abedules que rodean el borde meridional de la tundra boreal. Vive solitaria o por parejas, ocupando un territorio de caza muy extenso. Su régimen alimenticio consiste en pequeños roedores: lemmings y campañoles, aunque también en musgaños, jóvenes liebres y algunas aves. Puede extrañar el reducido tamaño de las presas de esta formidable ave. Por esto es necesario explicar que la mayor parte del volumen del cárabo lapón no es más que plumaje. Ninguna otra ave parece llevar un plumaje tan denso, tan opulento y tan voluminoso como este cárabo gigante. El mismo cuerpo apenas es más grueso que el de un autillo. El vuelo del cárabo lapón es majestuoso y no deja de sorprender al observador, viendo pasar de pronto un ave tan grande entre los troncos de los árboles, a uno o dos metros del suelo. Aunque es cazador nocturno, el cárabo lapón se ve de grado o por fuerza obligado a activarse en pleno día, ya que, en su dominio, la noche no existe más que en verano y todo el ciclo de actividad de los roedores se encuentra modificado por ello. El cárabo lapón, silencioso, apenas descubre su presencia. Anida en un nido abandonado de una rapaz diurna o de un cuervo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *