Cercopiteco de Hamlyn

Tiene cara de búho

Esta especie se llama así como homenaje al naturalista Hamlyn, que envió el primer ejemplar encontrado al barón de Rothschild. También se conoce con los nombres de cercopiteco cabeza de búho o mono búho, por semejanza con el nombre inglés (owl-monkey), que a su vez es traducción directa de la denominación indígena. Todas estas formas de designación subrayan el aspecto un tanto aberrante de este simio, pero tal vez también pretenden referirse a sus costumbres, básicamente nocturnas. No obstante, esto sólo es una suposición, ya que no ha habido oportunidad de comprobar las aseveraciones de los indígenas sobre el tema. Es probable que la forma de su rostro, que presenta cierta similitud con una rapaz nocturna, haya inducido a las gentes a atribuirle un modo de vida nocturno. El cercopiteco de Hamlyn está confinado en las zonas más densas de una pequeña región selvática bien delimitada, en la cuenca oriental del río Zaire. No obstante, todavía no se ha podido delimitar con exactitud su área de distribución. Ha sido visto a una altitud de 4.200 m, en una zona de clima muy riguroso. Su aspecto físico le aleja bastante de la clásica imagen del género Cercopithecus, por lo que bien pudiera ser que también sus costumbres fueran diferentes a las del resto del grupo. Todos los cercopitecos son arborícolas, pero cada especie ocupa un nicho ecológico propio. Rara vez se ve a este primate en cautividad, pues capturarle no resulta fácil. Sin embargo, la especie se ha reproducido en varias ocasiones en algunos zoológicos, sin que por ello se haya determinado con exactitud la duración del periodo de gestación. Su régimen alimentario es vegetariano.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *