Chthaamalus

Como el batano, es un crustáceo..

Contrariamente a lo que podría parecer por su aspecto, los balanos son crustáceos, como todos los animales de la subclase de los cirrípedos Muy emparentados con los balanos, los chthamalus son formas marinas que viven fijas en estado adulto y que se constituyen en colonias a veces muy importantes en la zona de movimiento de las mareas, en el nivel más alto Se encuentran muy abundantes en toda la costa atlántica europea, así como en las costas de todos los mares del mundo y los veraneantes suelen ignorar que lo que ellos ven adherido a las rocas, los barcos o los malecones de los puertos son en realidad unos animales Chthamalus y balanos están protegidos por un caparazón calcáreo de forma piramidal, obturado por un opérculo constituido por varias piezas móviles y capaz de retener el poco de agua que les permite respirar durante la marea baja Cuando el agua cubre a estos animales, íos cirros aparecen intermitentemente a través de las piezas móviles Estos cirros o zarcillos representan los seis pares de patas típicos de un crustáceo, pero profundamente modificados. El movimiento de los cirros produce las corrientes de agua necesarias para la nutrición micrófaga de estas especies Los órganos sensoriales son también regresivos y los chthamalus ya no tienen ojos. Son hermafroditas, pero la fecundación se efectúa entre individuos diferentes en el seno de una misma colonia, al alcanzar el largo pene de uno de los individuos a uno de sus vecinos Hay un hecho extraordinario y es que estos animales se adhieran al sustrato por un cemento producido a nivel de las anté-nulas, es decir, que se pasan la vida cabeza abajo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *