Cinocéfalo volador

Es un auténtico paracaídas viviente

El cinocéfalo volador, también llamado galeopiteco o colugo, es un mamífero tan peculiar que los zoólogos han creado para él el orden de los dermópteros, que se encuentra a mitad de camino entre los insectívoros y los quirópteros. Se le llama a veces lémur volador, lo que no es correcto, ya que los lémures son muy diferentes y no están en absoluto emparentados con el cinocéfalo volador. La palabra cinocéfalo, que significa «cabeza de perro», le viene bien a este animal, cuya cabeza es característica. Existen dos especies, una de las cuales vive en Filipinas y la otra en Indonesia y el sudeste de Asia. Las dos se parecen tanto que la mayoría de los zoólogos las consideran como simples formas geográficas de una única y misma especie. La forma de vida del cinocéfalo volador es muy especial, como bien puede imaginarse. Se mantiene suspendido de las ramas, como el perezoso; sin embargo, trepa con muchísima más agilidad que este animal sudamericano que tanto honor hace a su nombre. Cuando se dice del cinocéfalo volador que vuela verdaderamente, es inexacto, ya que entre los mamíferos únicamente los quirópteros paniques y murciélagos son capaces de volar activamente batiendo las alas. Pero de todos los mamíferos planeadores, el cinocéfalo volador es el mejor dotado. Trepa a una rama alta, desde la cual se tira para ir a colgarse un centenar de metros más lejos. Planea grácilmente y consigue cambiar de dirección imprimiendo movimientos precisos a los miembros que sostienen las anchas membranas de vuelo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *